¿Os imagináis llegar a urgencias y encontraros un robot que nos ayuda a tranquilizarnos? No estamos hablando de ciencia ficción: se trata de robots sociales, capaces de interactuar y comunicarse con nosotros y que ya se están probando en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. Con la forma de dinosaurio, se utilizan para reducir el dolor y la ansiedad en niños hospitalizados durante los tratamientos clínicos, tal y como nos explica Cecilio Angulo, investigador de la Universidad Politécnica de Cataluña.

dinos-hosp

Anuncios